ACTIVIDAD

ÚNETE

  • Facebook - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Instagram - White Circle

© Josep Molina Secall, 2019

Sobre

Josep Molina

Dedicado a inspirar a las personas hacia un cambio de consciencia que nos lleve a crear un mundo mejor.

Emprendedor incansable, mentor, escritor, creativo, fotógrafo, diseñador, músico…

y padre de tres hijos. 

MI HISTORIA

¡Hola, soy Josep! y soy un apasionado incansable en busca de la verdad que derrumba nuestras limitaciones y nos impulsa a construir los castillos de nuestros sueños. 

 

Nunca he tenido ninguna enfermedad grave que tuve que superar, ni he estado al borde de la muerte, ni he sufrido abusos, ni una adicción… pero sufrí una cosa aun peor que todo eso. Vivir una vida confortablemente mediocre.

 

Siempre me he preguntado cosas como:

¿Porque la abundancia parece estar solo al alcance de unos pocos?

¿Qué hace que unas personas tengan tanto y otras tan poco?

¿Qué puedo hacer yo para convertirme en uno de ellos?

 

Siempre me sentí viviendo una vida pequeña, encajado en un molde estrecho.

Me sentía frustrado al ver la vida que tenia. Todo parecía estar bien, pero notaba que había algo que me emprisionaba a vivir constantemente una experiencia de escasez económica.

Veía mis talentos y mi potencial y en el fondo de mi corazón sabía que podía llegar a mucho más:

¡crear mucho más,

inspirar a muchos más,

tener mucho más y

contribuir mucho más!

 

El malestar se acentuó cuando el tener mis hijos tomé consciencia de que yo iba a ser su modelo. Entonces me pregunté: 

¿Qué clase de modelo quiero ser para ellos?

¿Qué paradigmas indeseados voy a perpetuar en sus vidas si no cambio?

Fue gracias a tener mis hijos que finalmente toqué fondo y sentí que ya había tenido suficiente. Quería salir del mundo de la escasez y entrar en la realidad de la abundancia donde todos merecemos estar. Dije ¡BASTA! 

 

¿Porque conformarme en vivir bien, si puedo vivir en el cielo?

 

Ese malestar me lanzó a buscar respuestas. Leí centenares de libros de desarrollo personal, espiritualidad y negocios… atendí a seminarios, y lo más importante, puse en practica todas las enseñanzas en mi vida.

 

Empecé varios negocios e ideas con la esperanza de que alguno de estos me sacase de esa situación pero muchos de los negocios fallaron estrepitosamente. Yo le ponía más horas, me esforzaba más. Aprendía de los mejores, practicaba lo que ellos hacían, y aun así, no estaba obteniendo los resultados anhelados.

Y fue caminando por ese camino de dificultades cuando descubrí que no importaba todo lo que hacia.

Lo que marcaba la diferencia entre las personas abundantes y las que no lo son no eran sus circunstancias, sino

su mentalidad. 

Lo que nos mantiene emprisionados en una vida de escasez es nuestra mente repleta de creencias de escasez.

 

 

Durante el viaje tuve que desaprender muchas etiquetas que acepté en mi infancia: que no era bueno ni en lenguas, ni en matemáticas... Acepté las etiquetas creándome una limitación que rompí escribiendo libros, hablando idiomas a la perfección y dominando las finanzas de mis negocios.

Creí que “tenía que trabajar mucho para ganar dinero” y “que el dinero no cae del cielo”, creencias que rompí creando negocios que operan sin mí y generan ingresos pasivos que hace parecer como si el dinero efectivamente cayese del cielo.

Mi vida hubiera podido terminar siendo una experiencia descafeinada, medio vivida, sintiendo que hubiera podido ser mucho más.  O peor aun, terminar, solo, sin familia, sin dinero… ¡pero di basta! Dejé ir mi autoconcepto y entendí que:

 

No importa quien has sido, lo que importa es quien DESEAS SER

 

Ahora disfruto de una realidad de abundancia. Mis negocios prosperan, tengo más tiempo que nunca para hacer lo que más deseo y puedo estar con mi familia todo el tiempo que quiera. Tengo libertad absoluta de vivir donde quiera del planeta y estoy en camino de convertirme en multimillonario y poder contribuir con grandes sumas a proyectos que transformen la consciencia de nuestras nuevas generaciones.

 

Fue esta transformación personal (que siempre seguirá) junto con las ganas de ver la humanidad renacer a otro estado de consciencia que me empujó a escribir la saga de “Tus Tres Reyes Magos”. En ella no solo quiero dar una solución para vivir la tradición desde un estado de conciencia más elevado sino que comparto los pilares fundamentales para que todo el mundo pueda empezar a manifestar la vida de sus sueños. 

 

Descubrir “Tus Tres Reyes Magos” es solo el principio del viaje.

Es mirarte al espejo y reconocerte. Es reclamar tu poder creador. Pero cuando descubres quién eres en realidad y para que estás aquí, te das cuenta de que todas las cosas son posible en esta vida y que

 

solo depende de ti

 

Tener hijos es una experiencia maravillosa. Verles crecer, desarrollarse, poder jugar y reflexionar con ellos, ir en bicicleta, revolcarse en la playa… Lo que yo desconocía era la fuerza e inspiración que ellos me darían para empujar a transformarme en la mejor versión de mi mismo.

 

Quizás un día mis hijos verán esta historia de superación y podrán comprender cuánto me esforcé para ser su mejor modelo, no con mis palabras sino con mis acciones y mis resultados.

 

Deseo que tu también puedas transformarte en tu mejor versión para tus hijos porque cuantos más lo hagamos antes vamos a ver renacer una nueva humanidad.

¿Te imaginas?

¿Te imaginas el impacto que tendría en todo el mundo si las personas reclamasen su poder creador?

El mundo pronto se convertirá un lugar maravilloso lleno de respeto, abundancia y contribución.